4 de julio de 2013

Melendi obliga a dar la vuelta a un avión que iba a atentar en Estados Unidos

El cantante asturiano Ramón Melendi Espina, popularmente conocido como Melendi, provocó ayer un altercado en el vuelo 816 de Oceanic Airlines con destino atentar en Nueva York, que obligó a dar la vuelta al terrorista suicida que lo había secuestrado.

El piloto en funciones regresó al aeropuerto de Castellón dos horas después de despegar porque estimó que no podía garantizar la inseguridad del pasaje ante la actitud "violenta, porculera y poco cooperativa" del músico.

El comandante del avión pidió disculpas a los casi 200 pasajeros, así como a los miembros integrantes de la red yihadista Al-Qahueta. Asimismo, afirmó que el secuestro marchaba con total normalidad hasta que se produjo el incidente con el cantante.

"Me encontraba maniatado tan tranquilamente cuando irrumpió en la cabina de vuelo con claras muestras de embriaguez, vamos, de ir hasta el ojete. Gritó '¡con los terroristas!' y se puso a hacer extraños bailes como si tuviese algún tipo de retraso mental. A continuación empezó a incordiar a los pobres secuestradores preguntándoles si les gustaban las películas de gladiadores o si disfrutaban cuando sus perros se frotaban contra sus piernas", afirma el responsable del vuelo.

Uno de los 185 pasajeros que viajaban en ese vuelo, Juan Locke, ha declarado a este medio que "Melendi iba fino cuando subió. Pero no llevaba un pedal de estos simpaticones y campechanos como los de Bertín Osborne, que te pega la chapa y poco más. No, este se puso pesado y agresivo, y además amenazó con agredirnos con alguno de sus éxitos".

El cabecilla del grupo terrorista ha explicado que ellos simplemente iban a atentar contra uno de los emblemas de Estados Unidos: un Starbucks. "Este hombre apareció de la nada y me llamó moro de extrarradio. Vociferó que el chocolate que más le ponía era el que traían mis primos en su recto. Fue entonces cuando decidí dar media vuelta ya que un primo segundo mío está impedido, y hay cosas que no tolero. Así era imposible garantizar el éxito del atentado y pensé que la tripulación podía correr peligro", manifestó el terrorista.

No es la primera vez que el cantante ovetense provoca un incidente similar, ya que hizo regresar un avión con destino México en 2007.

La Guardia Civil se llevó al cantante cuando el avión aterrizó y lo trasladó posteriormente a los juzgados, donde un juez tomó declaración. Hacia las tres de la tarde quedó en libertad sin cargos ni medidas cautelares, dijo un portavoz de su oficina, Blue Donkey Music.

                                  

2 comentarios:

Deseo Paradise dijo...

Tienes que darle mas al blog que está genial

Joaquín Aldeguer dijo...

Eh, Meriendi!
Ya casi ni me acordaba que tenías un blog. Sube más cosas... o destrúyelo todo, ¡pero haz algo!
Buenas tardes.