7 de enero de 2014

Las peores portadas de videojuegos II

Seguimos con portadas horribilis de videojuegos. Y digo "seguimos" como si el artículo anterior lo hubiese escrito ayer o como si vosotros hubierais hecho algo. Cuánta mentira en una sola palabra.

1. Bad Cat (Amiga)


Da la impresión de que a Ortega Cano le vino también un gato en el lote de hijos adoptivos defectuosos; un gato que ha salido descarriado igualmente. Solo hay que ver las pintas de nuestro protagonista, con ese chaleco hortera y ese pañuelo en la cabeza a imagen y semejanza de Espartaco Santoni. No sé qué lleva en la zarpa, pero podría ser algo no aprobado por Rouco Varela, y seguramente ahora fume "pa hacerse el chulo". Y de su cara mejor no hablar, porque parece que lo hayan atropellado... sin haberlo atropellado. 

¿Es así como este animal agradece a su familia el haber sido adoptado?, ¿con ese brazalete de los chinos?, ¿con esas gafas de espejo?

No sé en qué consiste el juego. En las burbujas se le ve poniéndose hasta el ojete en un bar, hurgando en la basura y haciendo el cafre, vamos, el día a día del parado español promedio. Es posible que el objetivo sea robar coches en burdeles y hacer el cafre. O quizá baste con cagarse fuera de la caja de arena para ser Bad Cat.

2. My Ballet Studio (Wii)


En vez de "mi estudio de ballet", el juego debería haberse llamado "mi laboratorio de aberraciones". Bad Cat da cosica, pero es que esa niña, por usar algún eufemismo en lugar de engendro, provoca náuseas y vómitos. Tiene toda la pinta de que cada segundo de su vida sea una pesadilla, y a mí me va a pasar lo mismo como siga mirándola.

Hagamos apuestas, ¿niña vieja o enana? En cualquier caso amorfa, ya que le falta un dedo en la mano izquierda, pero esto es un mal menor teniendo en cuenta que le falta el brazo derecho al completo. Ahora entiendo la expresión de Mecano: "mujer a medio terminar". O a medio empezar, que no tiene pinta de que pusieran mucho empeño. ¿Y esa cabeza? Es como si los jíbaros hubiesen querido variar para no encasillarse en el mismo estilo, y le hubiesen reducido el cuerpo únicamente. Definitivamente, el juego debería haberse llamado "mi estullío de ballet".

3. Cowboy Kid (NES)


Esas miradas, ese bigote, esas trenzas, ese torso aceitoso..., más que una portada de videojuego, parece una imagen promocional de la serie "Cómo conocí a vuestro otro padre y formamos una banda llamada The Village People".

Sus cuerpos no cumplen la separación homologada para que corra el aire oficialmente. ¿Dónde están las autoridades pertinentes cuando son necesarias? Ah sí, en primera plana de esta imagen. 

Es muy probable que si miramos la caja del juego por detrás, la mano de cada uno de ellos esté puesta en la nalga del otro como el que no quiere la cosa. Ahora que me fijo mejor, la mano del vaquerizo está seguramente colocada en la flecha del amor del indio. Menos mal que las cajas de los juegos de NES no son más largas. 

Si tu hijo elige este juego guiándose por la portada, es evidente que le gusta jugar a indios y vaqueros, y cuando digo jugar, quiero decir en realidad soplar cartuchos y nucas. 

4. Super Street Fighter 2 Turbo (PC


Nuestro siguiente autor es el protagonista de "Imagina que tienes idea de lo que es Street Fighter y dibujas una portada dedicada a ello". ¿Y esta amalgama de excesos? Explosiones, combates de dos contra uno, Ronaldinho Gaúcho, Louis van Gaal..., ¿pero qué es esto?

Un juego de Street Fighter vendería igualmente aunque tuviera en portada una estampa familiar formada por el indio, el vaquero, Bad Cat y la niña deforme. No es necesario hacer este tumulto de cosas, que no sabes ni dónde mirar; hasta las palabras del título están superpuestas, temerosas de que también haya palos para ellas. Si es que hay hasta un rayo, y eso que siempre pelean cuando está despejado, que menudos sibaritas son los luchadores estos.

A mí me da muy mal rollo la nariz de Akuma (el pelo piña que se ve en grande), que parece una megaconstrucción. Y que el negro nos mire directamente a los ojos tampoco ayuda.

5. Crack Down (Amiga, Amstrad CPC, Atari ST, C64, DOS, Spectrum



Y seguimos con los excesos. Es muy considerado dedicarle el título del juego a lo que te ha ayudado a confeccionar la portada. Sí amigos, esta portada solo se puede concebir bajo los efectos del crack, CRACK UNDER

Vamos a hacer recuento rápidamente: dos hombretones sudorosos con metralletas y cara de monguer, un macho cabrío antropomórfico, una especie de ser envuelto en papel albal que tira fuego, un gorila amistoso que pasaba por allí y un castillo de fondo con rayos. 
 
No me quiero imaginar qué debe haber al frente, para que los tipos pasen olímpicamente de todos los monstruitos rabiosos que tienen detrás. ¿BAD CAT?

Ya me he cansado de escribir por hoy y seguramente vosotros de leer. Volved a la realidad que tenéis una familia que atender. Sí, tú también ORTEGA CANO.
 

4 comentarios:

EonFafnir dijo...

jajaja Lo que me he hartado de reir. ¡Menudo regreso triunfal! A mí también me ha dado siempre muy mal rollo la portada de PC del SSF2T; ese Akuma es una aberración de la naturaleza ¿Cómo puede apretar tanto esos dientes y expandir el labio inferior de esa manera? Oye, y el Soldado de asalto imperial made in Star Wars de laportada del Crack Down debería exigir royalties.

sobeson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sobeson dijo...

Jajaja! Muy bueno. La portada de Bad Cat es insuperable, aunque la cara me recuerda más a la de un murciélago, pero como Bad Bat no quedaría muy bien, supongo que se decidieron por terminar de dibujar a un gato malote atropellado. La de Crack Down da MUY mal rollo, aunque se queda corta si la comparamos con la de Cowboy Kid, sienda un mal rollo "diferente". Qué coño! Dan mal rollo todas!

Empajadores dijo...

joder que risas, la portada del crack y bajona hay uno que me recuerda a Cañita Brava, poniéndose ya serio "Torrente me debes 100.000 pesetas de whisky!!!"